-:BENEFICIOS:-

11. La clave para nunca olvidar meditar es…

Programar la meditación.

Quizá la excusa más común y socialmente aceptable en el mundo moderno es “No tengo tiempo.” Pero en realidad, “No tengo tiempo” generalmente quiere decir “No me daré el tiempo.” Hasta los ejecutivos, los artistas y los padres más ocupados pueden encontrar un tiempo para meditar, programándolo en su día.

Elija una hora del día en la que esté tanto alerta como físicamente disponible para meditar. Puede ser entre reuniones o después de la comida. Escriba en su calendario la hora exacta que ha designado para la meditación diaria.

Al añadir la meditación a su calendario, le señala a su cerebro que está comprometido a establecer una práctica y a crecer como persona.

Share